jueves, 30 de junio de 2016

¡Llega el verano...!

Y nos encontramos, para nuestra sorpresa, con dos fuerzas que se oponen:
Por un lado, los días tienen más horas para aprovechar, y el cuerpo responde estando más activo, más vivo; sentimos que la energía fluye y nos moviliza. 

Sin embargo, nuestra mente acumula el cansancio de todo el calendario laboral, estudiantil, familiar que llevamos a cuestas, por lo que pide a gritos desenchufar, relajar, silencio.
Muchas veces, llevados como siempre por la inercia de identificarnos con los discursos de la mente, decidimos que descansar es lo más acertado, que esto restaurará el equilibrio y podremos volver a recuperar esa energía, y planeamos nuestras vacaciones en consecuencia. Para nuestra sorpresa, nuestro cuerpo se niega a descansar, nuestra mente no se aclara, y a veces acabamos las vacaciones con la sensación de estar en el sitio en el que las comenzamos, o incluso peor... ¿A qué se debe esto? Como tantas otras veces, a esta identificación con el discurso mental: le echamos la culpa al calor que no nos deja dormir, cuando la realidad es que el cuerpo está más activo y se resiste a ese descanso al que lo está forzando la mente, como cuando queremos poner a dormir a un niño que acaba de levantarse de una larga siesta: todo son resistencias, tensiones, y la culpa la tiene siempre el calor.

¿Cuál es la solución entonces? Debemos encontrar actividades en las que se escuchen y se satisfagan en simultáneo las demandas de todos los planos de nuestra experiencia de ser, en las que se respete la necesidad de movilizar energía del cuerpo y la necesidad de descansar de los estímulos y los pensamientos cotidianos de la mente. ¡¡Así que, este verano revitaliza y refuerza tu práctica, y verás como tu cuerpo y tu mente se acercan al equilibrio!!



Por supuesto, en Bhavana Yoga, te ofrecemos el espacio y el tiempo para tu práctica durante todo el mes de Julio, en el que continuaremos ofreciéndote nuestras clases, talleres y masajes (ver horario).


Asimismo, ten esto presente para cuando planees tus merecidas vacaciones: no pienses sólo en tu mente agobiada, ten presente el conjunto y busca procurarte espacios para que tu cuerpo movilice la energía natural del verano, no aparques tu práctica informal, cultívala y verás cuán beneficioso resulta esto para tu descanso.

Puedes contar con nosotros para todo esto.

¡Buen verano!

Ana y Marcelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario