lunes, 20 de julio de 2020

Presente y Futuro

Ya han pasado más de cuatro meses desde que se decretara el estado de alarma, y nos fuimos a casa, sorprendidos, echando el cierre a nuestro tan querido centro de Yoga, sin saber el alcance que esta situación inesperada iba a tener para todos, a todo nivel.


Conforme pasaban las semanas, aquello que apareció en nuestras vidas como algo pasajero comenzó a tomar la forma de un estado más duradero de lo que habríamos imaginado en un principio.

Aún sin poder comprender ni vislumbrar su verdadero alcance, comenzamos a entender que muchos de nuestros hábitos iban a tener que cambiar durante un período considerable de tiempo, si no irreversiblemente. La vida es cambio continuo, lo sabemos y lo profesamos, pero esta vez el cambio fue profundo y drástico, palpable en aspectos fundamentales de nuestra existencia.

Asumiendo este desafío, desde el primer día, en BHAVANA YOGA, nos embarcamos en crear una propuesta Online que pudiera suplir, al menos en su esencia, a ese espacio de práctica que hemos creado y cuidado juntos con tanto esmero y cariño durante estos años, que se encontraba vedado. 


La adaptación no ha resultado fácil, pero con el pasar del tiempo fue cogiendo forma y sentido: la construcción de una plataforma Web capaz de ofrecerte un nuevo espacio virtual completo, seguro y confiable para practicar, con el respaldo de nuestra experiencia, seriedad y dedicación.


Y mientras tanto, intentamos comprender la repercusión que tendrá la COVID-19, no sólo en nuestras vidas cotidianas, sino en la continuidad de nuestro espacio físico, así como en el entramado de nuestra sociedad en su conjunto. Y así, seguimos aun esperando que se desarrollen los acontecimientos, a la espera de una certeza que aún no llega, pero se perfila.

A nivel personal y social, todos hemos tenido que adaptarnos en muchos ámbitos durante este tiempo; nuestros espacios personales, familiares y sociales se han reconfigurado de formas que ni habríamos esperado, y está claro entonces que a nuestra práctica de Yoga le toca ahora mismo una gran adaptación. ¡Debemos encontrar y construir activamente su nuevo espacio, y estamos seguros que podemos hacerlo! ¿Estás dispuesto?

Aún no queda nada claro el momento ni las condiciones en las que podríamos retomar con seguridad y continuidad las clases presenciales: no se ve esa posibilidad a corto plazo. Conforme se han ido desenvolviendo los acontecimientos, y con la información disponible a día de hoy, es posible prever que durante un buen período de tiempo se impondrán unas estrictas normas de seguridad y distanciamiento que afectarán seriamente a la realización de nuestra actividad:
  • La cercanía, que nos aportaba vínculo y contención, ahora es un riesgo para la salud;
  • Nuestra respiración, que fluía sin restricciones, ahora se verá afectada por la restricción de una mascarilla y por la presencia de agentes desinfectantes en la atmósfera;
  • Todo el material que poníamos a tu disposición como apoyo para tu práctica, ahora deberás cargarlo para traerlo, llevarlo y desinfectarlo cada vez que vengas a clase a nuestro centro.
Comprendemos la necesidad de estas medidas para preservar la salud pública, pero creemos que en este contexto, y unidas a las sensaciones de miedo e inseguridad ante la posibilidad de contagio, son altamente incompatibles con la calidad de la práctica del Yoga, y por lo tanto para la obtención de sus beneficios.




Ante un momento de cambio tan profundo como el que estamos atravesando, y frente a la necesidad de sostener lo genuino, tenemos que recordar que la práctica del Yoga tiene como punto de partida inexorable un espacio íntimo de confianza y seguridad en el que nuestra respiración se expresa en libertad, convirtiéndose así en un puente que conecta el espacio exterior con todos nuestros espacios interiores. Debemos, por lo tanto, esforzarnos por mantener una ecuanimidad informada que nos permita no apartarnos de la verdadera esencia de esta disciplina, y transformarla en algo completamente ajeno a sus principios; pero que al mismo tiempo nos prevenga de incurrir en conductas imprudentes que podrían tener serias consecuencias. Necesitamos, más que nunca, abocarnos a la tarea de construir espacios para una práctica genuina que nos dé respuestas verdaderas. Tomando esta ecuanimidad responsable como principio irrenunciable, en BHAVANA YOGA hacemos una apuesta por construir estos nuevos espacios de seguridad, intimidad y libertad y ponerlos a tu disposición.

Como dos practicantes veteranos de Yoga que somos, estamos convencidos de que todos, y cada uno, avanzamos de acuerdo a nuestra forma de practicar, y siempre apostamos por lo genuino y auténtico, tanto en nuestra práctica, como en nuestra forma de transmitir el Yoga. Aún en este momento tan confuso, y haciendo a un lado la tristeza de tener que despedirnos de nuestro espacio, elegimos ser fieles a las enseñanzas que hemos recibido, y decidimos seguir practicando y transmitiendo el Yoga desde su esencia, sin entrar en la tergiversación tan habitual de hoy en día, ni en una adaptación privada de criterio que deforme la esencia de esta disciplina a nuestra conveniencia. Analizando la situación con todas nuestras capacidades, asesorados asimismo por la opinión de profesionales de la salud, encontramos a la perspectiva de dar clases presenciales de Yoga con las restricciones normativas de lo que se ha denominado la “nueva normalidad” como un un gesto inconsciente e incompatible con el sentido común y la evidencia, entendiendo que estas restricciones son un conjunto de medidas sanitarias muy necesarias en el escenario actual, y que por lo tanto es irresponsable ignorar.

Por todo esto, BHAVANA YOGA cambia de forma pero no de esencia. Creemos que es una buena oportunidad para abrirnos a una experiencia diferente de la práctica y transmisión del Yoga, que nos permita así respetar, por sobre todo, el elemento fundamental que articula e integra la práctica del Yoga en todas sus dimensiones: la respiración. La respiración profunda y natural, sanadora en sí misma, la que te permite adentrarte en ti mismo, la que te revela tu verdadera esencia.

Y si tenemos en cuenta que el Yoga es una invitación a mirar hacia adentro, y aunque el espacio físico que entre todos habíamos creado en BHAVANA YOGA propiciaba ese encuentro con uno mismo, debemos tener siempre presente que el verdadero espacio de nuestra práctica es nuestro espacio interior. La raíz de nuestra evolución está dentro de cada uno de nosotros. Debemos aprovechar este momento para encontrar un nuevo espacio exterior, para así permitir que todo ese trabajo que has realizado en nuestro centro físico se extienda allí donde estés, y donde te dispongas a practicar. Que despliegues tu consciencia y que le permitas extenderse a otros ámbitos de tu vida cotidiana. Sigue estando a tu alcance la posibilidad de trabajar a diario en tu equilibrio físico, mental y emocional. En el momento en que puedas, las veces que quieras, por gusto o preferencia personal, organización familiar, o por distancia real.

Para ello, en el próximo curso seguiremos proponiéndote este nuevo espacio completo de práctica online, ampliado y mejorado, que comienza con una amplia biblioteca de clases, tutoriales, meditaciones y clips, que vamos nutriendo semana a semana; sumada a las clases diarias en vivo por G Meet, y que se continúa con la implantación de tutorías virtuales, y espacios de resolución de dudas concretas, para mejorar y cuidar de tu práctica. Lo mismo que hacíamos cuando nos veíamos personalmente en clase, pero con los nuevos medios disponibles.


En un futuro, iremos además añadiendo talleres temáticos Online, y cuando las circunstancias sanitarias y sociales lo permitan, volveremos a los encuentros presenciales, y los retiros en los que podremos disfrutar de espacios más amplios, aire fresco y limpio, y promover activamente una conexión con la naturaleza, actividades que nos ayudarán a reforzar nuestro trabajo diario.


Podremos descubrir las ventajas reales de la práctica Online si confiamos en nuestra capacidad de adaptación, así como enriquecernos con lo valioso que resultará para todos el crear y sostener este nuevo espacio de práctica. Encontraremos la cercanía a pesar de la distancia, y las ventajas en aquello que en un principio nos resultara ajeno. ¿No es acaso la mejor actitud ante la vida? ¿Abrirnos al cambio, a lo nuevo, con curiosidad e interés, dispuestos a recibir lo que cada instante tiene para ofrecernos, y poder crecer con ello?

También queremos recordarte que cuentas con nosotros para ayudarte a construir y hacer respetar tu nuevo espacio (haz click aquí para más info): sabemos que no es fácil rescatar ese espacio estando en casa, ya que muchas demandas e intereses confluyen allí, pero persevera y lo encontrarás, del mismo modo que lo habías hecho al abrir un espacio en tu agenda para las clases presenciales.
El Yoga te permite reconectar con tu fuerza y resiliencia, el Yoga es tu camino a casa, la herramienta más potente con la que puedes contar a la hora de afrontar esta etapa de profundos cambios (haz click aquí para más info). ¿Qué más puedes pedir para reencontrar el equilibrio en esta nueva etapa que nos toca vivir? Allí donde estés, practica, todo lo que puedas. Incluso, con este nuevo medio podrás practicar más a menudo, con el consiguiente beneficio de una práctica más asidua. Podrás elegir las prácticas según el tiempo del que dispongas, podrás profundizar en función de tus necesidades en las clases guiadas con mayor libertad que en las presenciales. Y si no sabes cómo hacerlo… ¡nos tienes a nosotros para guiarte! ¡Escríbenos, pregunta, practica todo lo que puedas….participa activamente de este nuevo reto!

Confiamos profundamente en tu capacidad de adaptarte, y cuentas con nuestro apoyo y trabajo constante. Seguiremos trabajando con ahínco y seriedad para adaptarnos a este nuevo reto, y estamos seguros de que, con la actitud adecuada, todos nos beneficiaremos de este nuevo cambio.
Y aunque no podamos comparar una clase presencial con una virtual, porque se extrañan, entre otras cosas, los abrazos, la cercanía y la contención y complicidad del grupo, no debemos olvidar que tenemos ante nosotros la gran fortuna de disponer de medios que nos ofrecen la posibilidad de seguir trabajando, aprendiendo y progresando de manera virtual. No lo demos por sentado. Muchas cosas que suponíamos eternas han desaparecido en estas semanas. No olvidemos que la gratitud es uno de los puntales más sólidos de nuestras prácticas de evolución y crecimiento. Siempre.



Es momento de hacer un profundo análisis a nivel personal, a nivel social. Y puede que nos resulte difícil hacernos a la idea de que el mundo que conocíamos, posiblemente haya dejado de existir tal cual lo conocimos, y que la situación en la que estamos inmersos como humanidad requiere una mayor consciencia, y un cambio profundo. Será entonces primordial que estés en paz contigo mismo y veas claramente tus posibilidades y tus verdaderas necesidades en el nuevo orden de las cosas. La verdad está dentro de nosotros y espera a ser descubierta, pero sólo cuando estemos preparados para comprenderla. Deja que sea tu verdad la que te guíe en esta etapa de profundo cambio. Es momento de crear una sociedad más sana, desde una individualidad más sana. El Yoga te enseña el camino hacia esa verdad y, como cada día durante todos estos años, cuentas con nosotros para acompañarte a lo largo de ese recorrido.

Agradecemos infinitamente tu apoyo y tu confianza, así como tu esfuerzo y tu trabajo constantes para mantener la práctica de Yoga en tu vida cotidiana.
Seguimos en BHAVANA YOGA online.
Namasté,
Ana & Marcelo

1 comentario:

  1. Hermoso mensaje chicos! Graciasss!!! Gracias por ofrecernos y poner a nuestra disposición más que generosa propuesta para adecuarnos a este nuevo contexto y que requiere necesariamente un cambio en nuestros habitos esenciales. Namaste.

    ResponderEliminar